+30 Ideas – Calendario del adviento para bebés

¿Quién dijo que un niño de un año y medio es demasiado pequeño para entrar en la bellísima tradición del calendario del adviento? Alguien lo dejó ir el otro día, pero “a palabras necias, oídos sordos :P” Y es que a mí no me paran ni con una camisa de fuerza! Mimi va a tener su primer Calendario DIY súperinteractivo!!!

calendario adviento

Las tradiciones en familia son mágicas!

Bienvenidas a la república independiente de mi casa

Lo mejor de una tradición es que hay tantas como cabezas. Cada uno en su república familiar le da el propio toque, eso que nuestros hijos van a guardar en sus corazoncitos y cuando sean grandes les hará suspirar con una sonrisa en la cara solo con revivir esos recuerdos que tanto se curró mami 🙂

En mi casa estamos un poco locos, pero obviamente esto me viene por culpa de la genética… de hecho el día de reyes es mejor que un desfile de Carnaval! Flipariais con los montajes que aparecen en el comedor de mi madre… ni los productores de Piratas del Caribe llegan a ese nivel. Ya os haré un post para que lo veáis :O

Sorprende a los demás para engordar tu corazón 😉

Me fascina, me apasiona, vivo por hacer sorpresas a los demás… me encanta ponerle ilusión y todo el corazón en regalos y detalles que sé cuanto maravillarán a mis seres queridos. Los regalos que más me gusta preparar son los que ponen en marcha mi inventiva, mi creatividad. Y ¿qué decir de ese sentimiento que te recorre cuando ves las caras de emoción que consigues sacar con tu esfuerzo y pasión?

Supongo que yo soy una que vive con la cabeza en las nubes, que cree que todo es posible. Cuando leo, cuando salgo, allí donde voy mi cerebro se enciende como una lamparilla. Luego, obviamente, me tengo que apuntar todas las ideas; así que vivo rodeada de hojas sueltas por toda la casa. Un desastre! 😛 Y lo peor es que contra más ideas tengo más se me ocurren!

Esta vez la lucecilla me la encendió Llanos, del blog Family by the rock. Tiene un peque de 4 añitos y le ha hecho un calendario del adviento guapísimo y muy simple de preparar. Os dejo el link para que le echéis un ojo 😉 así tendréis también la versión para la siguiente etapa (3 – 6 años) Mi calendario es para peques (1 – 3) 😛 Si es que todo es cuestión de ponerle ganas y adaptarse a tu situación actual! Pero que entusiasmada que estoy hoy madre mía xD Bueno el hecho es que esta chica me ha dado una idea para crear pistas, luego os la cuento 😉

Calendario del adviento para mi hija de 1 año y medio

Mimi tiene 18 meses, así que lógicamente no puede leer, ni seguir mapas o comer caramelos. Pero hay muchísimas sorpresas que pueden gustar a un niño así de pequeño, tesoros diminutos que les sorprenderán y agradaran. Vamos a prepararnos para un mes de diciembre mágico!

¿Qué sorpresas esconder en el calendario?

Primero de todo voy a aclarar que este año no voy a esconder sorpresas, VOY A ESCONDER PISTAS! He preparado unas mariposas monísimas de colores, que van a ser irresistibles para Mimi. En ellas va a encontrar la foto de un lugar de la casa (por ejemplo la lavadora, el plato de los gatos, un cajón). Cuando llegue al destino propuesto se encontrará un regalito. ¿Pero cual sería idóneo para un niño tan pequeño?

Cuando pensamos al calendario nos viene solo a la cabeza la palabra “CHOCOLATE” o al menos a mí, que soy una golosa empedernida. Al máximo se nos ocurre variar con caramelos. Pero aquí llego yo para ayudaros! 😀 Queremos sorprender a un niño muy pequeño, así que hay que entrar en su mundo y entender qué cosas le causan estupor y que les gusta hacer. Agarraos que os suelto mis súper-ideas:

Regalitos

  1. Pegatinas: pocas, harán más efecto si son solo 2 o 3, las valoraran como si fueran oro. Se compran en los chinos o en cualquier quiosco
  2. Fotos: en mi caso voy a dejarle una foto o dos (plastificadas) de sus seres queridos  (quizás más de un día, cambiando la persona). Estoy segura de que le encantará.
  3. Minilibros: esto si que lleva más tiempo de preparación, pero me hace mucha gracia presentarle unas historias que ella pueda leer fácilmente. Para hacerlo usaré sus juguetes; que en la historia reproducirán actividades de la vida cotidiana (un osito que se baña, una muñeca que cocina). También mini – libros enciclopédicos con imágenes de animales (que a ella le encantan). Os dejo las fotos más abajo ^^
  4. Pelotas para el árbol: una pelota para decorar el árbol de navidad Si lo habéis hecho ya sabrá de qué va la cosa y le encantará poder completarlo.
  5. Galletas o chocolate: venga que es Navidad y una chocolatina no hace daño
  6. Maquillaje infantil: en súpermercados lo encontraréis en la zona de “artículos de fiesta”. En mi caso voy a usar una barra de Cacao. A mi hija le encanta ponérselo a ella, a las muñecas, a mí… los destroza 😛 así que uno para niños, con algún dibujo encima podría gustarle.
  7. 1 globo: simple y eficaz
  8. 1 linterna del decathlon: a Mimi le encanta! Se recarga dándole vueltas a una manivela. Cuesta sobre los 4€ y le encanta hacer sombras!
  9. 1 pelota de ping pong: no sé que tienen los niños de esta edad que ven una pelota y se vuelven locos, aunque no la usen. Las de ping pong son chachis porqué botan haciendo ruido. Sino también una con cascabel.
  10. Complementos pequeños: pulsera, collar, clip, diadema.
  11. Tatuaje para niños: uno pequeñito le puede hacer mucha gracia.
  12. Disfraces: detalles pequeños como una diadema con orejas de gato, un gorro de marinero, una nariz de pallaso, unas gafas divertidas…
  13. Bote de purpurina: o estrellitas o corazones, o cualquier cosa para pegar en una hoja y aprovechar para hacer la carta a los reyes magos 😉
  14. Colores y una hoja: rotuladores, ceras, TIZAS…
  15. Mini – pinzas divertidas: las podéis colocar al rededor de un cartón para que las pongan y las saquen.
  16. Confeti: ojo, no apto para todos los papás!
  17. Cotillón: un día una trompetilla, otra las serpentinas…
  18. Títeres de dedo: después os tocará hacer el pallaso
  19. Un guante: a los peques les fascinan los guantes de los adultos. Pero si además es uno de plástico que se puede hinchar en plan globo… éxito asegurado!
  20. Estuche de las lentillas y cascabeles: para meterlos, sacarlos y llevárselos por la casa.

Mini – actividades

  1. Plastilina: un trocito de un color. Se trata de que valore los pequeños regalos.
  2. Hojas con agujeros e hilo: una mini-actividad de motricidad fina en la qué se tendrán que concentrar.
  3. Rollo de papel de WC agujereado y espaguetis: más motricidad fina 🙂
  4. Pegamento y recortes: esto es nuevo para ella, le va a encantar.
  5. Pajitas y macarrones: lo ideal sería que quedasen sujetas para que el peque pueda meter pasar por ella los macarrones sin que se mueva.
  6. Espaguetis y colgantes: también se puede proponer con un hilo, pero para un niño tan pequeño es un poco difícil.
  7. Tampones: con zanahoria o patata podéis preparar un tampón. Lo acompañáis con un recipiente con agua y colorante (sino usad el agua de las espinacas que ya es verde) y a divertirse!
  8. Garbanzos y una botella: sin que le expliques nada va a vaciar el vaso de garbanzos y meterlos uno a la vez dentro de la botella. Digo vaso, porqué si le damos la bolsa ya sabemos como va a acabar la cosa. Pensad que con poco están la mar de contentos, así que 10 garbanzos serán suficientes. Por cierto, doy por descontado que vamos a estar presentes supervisando todo, no se nos vaya a atragantar! Y si no son garbanzos pueden ser pelotas de colores o lo que encontreis en los chinos 😉
  9. Dibujo para pintar y un lápiz de color: imprimid cualquier dibujo de Google y ya está 😉
  10. Cinta de regalo y macarrones: con ellas se puede crear un collar y trabajamos la motricidad fina.
  11. Paraguas del cocktail: en los chinos encontré los típicos paraguas en miniatura que se les pone a los cocktails. Creo que puede dar el pego.
  12. Cintas: para que deje volar la creatividad. Las encontraréis en cualquier mercería o en supermercados grandes 😉

regals

¿Cómo presentar el calendario para que no la líe?

Exacto, el problema principal del calendario a esta edad es que difícilmente vamos a poder ponerle límites sin darle un disgusto. Si abre un paquetito y le gusta va a querer abrir los otros 23 ¿no? Ya nos cuesta a los adultos retener el impulso… y queremos que sea un momento bonito 🙂 Pues a mí se me han ocurrido varias opciones:

  1. Calendario en recipientes: preparamos una bandeja con 24 recipientes iguales (vasos, cestas, platos, el papel de las magdalenas…) con los números escritos en ellos. Cada día encontrará un regalito en el recipiente correspondiente, que podemos pegar a la bandeja (para que el peque no los destroce). De todos modos, si sabemos que la va a liar de todos modos tenemos dos opciones: o tranquilizarnos y dejar que haga lo que quiera 😛 o sino le dejamos solo 1 recipiente cada día sobre la bandeja. 😉
  2. Calendario colgante: si los recipientes están colgando, el niño no va a llegar. Cada mañana cogemos en brazos al peque para que llegue al nuevo regalito, los demás estarán vacíos pero quedarán la mar de monos decorando el comedor y aportando un poco de ambiente navideño a la casa 😛 Yo personalmente he preparado 24 mariposas de colorines que irán apareciendo cada día!
  3. Versión comprada: ahora venden muchos calendarios del adviento originales. Y sino siempre nos queda el típico del súper con chocolatinas, que ojo, a mí me encanta. Mimi se abrazó a él el otro día y se lo compré. Me hizo mucha ilusión, fue como volver a mis navidades de niña. De todos modos, me hacía gracia hacerle uno yo misma, así que este año toca doble. Soy una exagerada con todo, pero me encanta 😛 Además he comprado uno para papá oso, que le prepararé en plan sorpresa 😉

calendario adviento

Y si después de todo lo dicho no os bastan las ideas, os dejo el link de mi perfil en Pinterest donde encontraréis un montón de calendarios del adviento mucho más elaborados. Así según el tiempo y los recursos que tengáis os podéis decantar por una opción más casera o más chic 😛

calendario del adviento

calendario adviento

Para las más curiosas – ¿Cómo surgió el calendario del adviento?

Pues todo esto empezó gracias a Martin Lutero (s. XIX). Este cura inició la reforma protestante en Alemania, así que algunas costumbres cambiaron. Hasta entonces los niños solían recibir el regalo de Navidad el 6 diciembre, que coincidía con San Nicolás (patrón de los niños) y que poco a poco se convirtió en el famoso “Santa Claus”.

La espera para abrir los regalos se alargó del 6 al 25 diciembre, así que surgieron varias tradiciones para hacer más llevadora la espera. Entre ellas el Calendario del Adviento. Los pobres solían pintar en la puerta de casa 24 rallitas que el niño iba borrando cada día, ponían ramitas de paja en el pesebre o encendían 1 vela. Los más ricos regalaban una golosina cada día a sus hijos. Más adelante llegaron a las casas los calendarios impresos con sus ventanitas 😉

Increíble esto de investigar un poco de historia sobre las tradiciones, no?

Anuncios

4 comentarios

  1. Oh! Me han enantado las ideas de regalitos, creo que te voy a coger algunas!! Es tan sencillo hacerles disfrutar con cosas sencillas, un globo, pegatinas, maquillaje… genial! Ahcuidado con la purpurina, escapa a los sistemas de desague y va a los rios como microplastcos :/

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s