Volar con tu bebé sola – trucos

 – Sola en el avión con el bebé –

– Trucos para viajar sola con tu bebé –

– Entretener un bebé en el avión –

Sola en el avión con el bebé

Ya estamos de vuelta! Esto de vivir entre dos mundos te convierte en una experta de la gestión de las temidas “2 horas con el bebé en el avión”. Soy consciente que según el tipo de hijo que tengas puedes estar más aterrado o menos de coger un avión; sobretodo, si como yo, viajas sola 😛 Así que aquí tenéis que saber que no estáis solas!

Para nosotras el avión es prácticamente una rutina durante el año. Nos lo hemos montado bien y cada 2 meses viajamos a Barcelona a ver a mis padres. Así que nos caen un par de vuelos de hora y media (sin olvidar el tiempo que pasamos desde el embarque hasta el despegue). Vamos que me paso 120 minutos con un bebé inquieto en medio metro cuadrado. Y lo mejor es que sigo viva. Por ahora 😛

Si eres una mamá desesperada como yo 😛 morirás de ganas de saber como sobrevivir a un vuelo sola con el bebé. Por suerte mi experiencia de año y medio me ha regalado algunos trucos que facilitan bastante las cosas 🙂 espero que puedan ser útiles para alguien más 😉

Trucos para viajar sola con tu bebé

1) Embarque

Hay compañías que incluyen en el billete normal el embarque prioritario para familias con niños; otras no. Os hablo siempre de low cost. Por ejemplo os dejo la política de  Easyjet que sí que lo permite y la de Ryanair que no. Además en los links que os he copiado encontraréis otra información útil sobre “volar con niños” de cada compañía 😉 Igualmente, mi truco para el embarque? A mi lo que me ha funcionado siempre es entrar en el avión la última de todos. Te ahorras tiempo con el bebé encerrado y el agobio del pelotón. Lo encuentro mucho más fácil.

2) Sonríe, NECESITAS ayuda 

Lo sé que somos todas superwoman y no queremos que nos den una mano, podemos con todo. Pero creedme! Desde que Mimi era un bebé de 2 meses me ha sido muy muy pero que muy útil que alguien me diese una mano. En el aeropuerto la cosa es fácil, pero cuando embarcas llevas cochecito, mochila y un bebé. Si sacas tu mejor sonrisa y te ven en apuros siempre habrá alguna alma caritativa que te dará una mano 😉 

3) Porteo “I love you”

Cuando el bebé es aún pequeño lo más cómodo es el porteo. Mimi muchas veces se me dormía en el peor momento. Eso es un percal cuando tienes que llevar bultos arriba y abajo más el bebé en brazos. Así que hasta hace poco siempre viajaba con el portabebés. Ahora ya camina y lo máximo que me permite es cogerla en brazos.

4) El cinturón del bebé 

cinturón avión
En la foto no se ve muy claro porqué Mimi no paraba quieta… pero el cinturón rojo tendría que quedar en mi parte izquierda del cinturón 😉 donde no hay hebilla

Atar el cinturón del bebé al tuyo es intuitivo, lo que yo no sabía y me explicó en el último vuelo una azafata es el modo correcto de hacerlo. Básicamente habría que pasar tu tira del cinturón SIN hebilla por el agujero del de tu hijo por el simple hecho de que en caso de necesidad podría quedarse encallado en la hebilla y nos haría perder tiempo durante una hipotética evacuación.

5) Calientan la comida del bebé en el avión?

No siempre. Yo era tan inocente que lo daba por descontado. Después de algunos vuelos os puedo asegurar que depende. Algunos se lo curran y te lo calientan al baño maría, otros simplemente te dicen que no pueden. Así que cual es mi truco? Hay 3 posibles soluciones: el termos (pero pesa y ocupa mucho espacio),  calentar la comida en un bar antes de subir o preparar un pic – nic de aeropuerto –> Osea: tortillita, pan con tomate, ensalada de pasta, jamón dulce, queso… Además yo meto todo en un vaso de usar y tirar. Así acabo viajando con un paquete menos 😛

6) Desplazarse con cochecito, maletas y bebé…

Normalmente llevo conmigo el cochecito, una maleta de mano y el mochilón con las cosas de Mimi. Obviamente pesa un quintal porqué país donde voy país donde compro algo… y me queda solo el hueco de la mochila de la peque. Pues al final para moverme lo más práctico es poner la maleta y mochila en el cochecito y Mimi en brazos o en el portabebés. Muchas os horrorizaréis leyéndome, pobre cochecito… pero es que mi hija no quiere ni tocarlo, a veces ni siquiera soporta el porteo, solo en brazos. Así que esa es la solución más eficaz.

Entretener un bebé en el avión

Este punto para mi es la fuente de todas mis ansias cuando vuelo. No quiero que Mimi lo pase mal y se tire 2 horas llorando porqué no puede moverse. Y tampoco me fascina la idea de pasar por un mal trago como ese. Así que seré clara con lo que me funciona.

Primero de todo juguetes! Pero cuales? Yo personalmente necesito muchos, porqué 2 horas distrayendo a Mimi son muchas 😛 Además por motivos de peso y volumen no me puedo llevar la casa entera. Así que os dejo algunas ideas de juguetes perfectos para el avión:

  1. Revista con pegatinas: a Mimi le chiflan, y se las compro exclusivamente cuando volamos. Así no se cansa. Además tienen una triple función (libro, colorear, pegatinas). Pesa y ocupa poquísimo.
  2. Bolsito con objetos varios: de está manera podrá curiosear y explorar. Mimi se entretiene mucho. Sería un poco como el Cesto de los tesoros portátil 😛
    • Guante de plástico: soplas y juegas en plan globo a inchar, desinchar, a ponerselo y quitárselo. A Mimi le hace mucha gracia.
    • Calcetines de papá: son grandes así que puede jugar a ponérselos en los pies o como guantes. Con Mimi me invento siempre un personaje que después le come los pies y se ríe mucho.
    • Crema: muestras en tubo o mini potes de crema me funcionan súper bien! Mi hija se pasa siempre un buen rato esparciendo la crema por todas partes… hasta a su muñeca le queda la piel de terciopelo después de un viaje en avión.
    • Gomas del pelo: en un mini estuche, así tiene otra cajita para abrir con más sorpresas. Después las ponemos en los dedos, a la muñeca, dentro del calcetín…
    • Cochecito: a Mimi no le apasionan los coches por ahora, pero yo sigo probando. Así que uno pequeñito me lo llevo siempre.
    • Títeres de dedo: nunca sabía como usarlos hasta que empecé a cantarle la canción de los buenos días (traducida del inglés) con el muñequito en el dedo a la vez que nombro varios objetos “buen día pie, buen día reloj, buen día barriga… buen día a Mimi!”. Y se lo pasa bomba!
  3. Monedero con pulseras: de nuevo para que pueda rebuscar en otro escondite y se ponga y quite sola todas las joyas que quiera.
  4. Muñeca y accesorios: ganamos 10 minutitos más.
  5. Botella – estuche: una botella rellena con pelotas (que pueda sacar y volver a meter) y colores de cera para que pueda dibujar. Así que complementadlo con hojas dobladas o post-it (a Mimí le encanta despegarlos, y después dibujamos sobre ellos).  La última vez llené la botella de gomas para jugar con ellas pero no les hizo ni caso 😛
  6. Fotos plastificadas: hace meses que uso este juego y funciona. Plastifiqué fotos de sus familiares, amiguitas y gatos; las puse en una bolsita y me la llevo siempre de viaje. A Mimi le encanta nombrarlos, buscar el que yo le propongo y que le explique cosas sobre cada uno de ellos.
  7. Cuentos: yo llevo siempre muchos porqué a Mimi le chiflan 😀 realmente se concentra muchísimo y me los pide a menudo. Así que elijo los más finitos y ligeros 🙂 puede estar hasta media hora leyendo 3 o 4 libros.

Lo mejor que podéis hacer es reservar ciertos juguetes solo para el avión de manera que sean una novedad y así se entretenga más tiempo.

De todos modos, aunque pueda empeñarme durante todo ese tiempo en jugar Mimi antes o después se cansa. Así que en momentos de desesperación uso tácticas mundialmente conocidas como:

  1. Cebarla: cuando ya no sé que hacer con ella saco algo para picar… lo que sea con tal de que esté quieta.
  2. Paseitos: normalmente antes de que aterrice, así me aseguro que los últimos 20 minutos que va a tener que estar sentada sí o sí esté más tranquila porqué ha gozado de un poco de libertad.
  3. El de al lado: o el de delante o la azafata… quien sea que mire y sonría a tu bebé será tu aliado. Habla con él y no pierdas el contacto, así te aseguras algunos minutos de distracción para tu baby.
  4. Cambio de pañal: una excusa más para darte una vuelta. Al baño! :p lo sé… estoy desesperada.

¡Truco del almendruco! cuando ya son más grandecitos a veces lo mejor es dejarlos entre tus piernas de pie a jugar o en tu asiento (sí, tu te vas a quedar como buena madre en medio del pasillo), así tendrá un poco de espacio y se sentirá más libre. Resultado – todos estaremos más serenos.

Espero de todo corazón haber ayudado alguna mami desesperada como yo 😛 todo en esta vida es cogerle el truco y ponerle ganas! 😉 Así que buena suerte y…

… a volar!

bebe avion

Anuncios

2 comentarios

  1. Yo viajé este verano en tren sola con las dos pequeñas. Una con 2 años y 9 meses y la otra que acababa de cumplir 1 mes.

    Me fuí toda valiente con la mochila de porteo y la maleta, sin carro, porque tenía otro en el destino. Pero no pensé en lo más lógico… ¿Que iba hacer cuando tuvieramos que ir al baño?

    Y es que 3 horas y media de viaje dan para mucho…

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s