Lo más difícil de ser mamá

Ya te lo dicen que lo de ser mamá no es un paseito por la playa, como también te cuentan lo fantástico que es. Pero detrás de los pequeños entrabancos que llenan nuestra cotidianidad creo que lo más difícil de ser mamá es algo más grande e incontrolable. Lo que realmente me cuesta digerir, y que realmente me hace sufrir, es pensar que esto que tanto amo algún día acabará. Sé que seré siempre madre, pero no me encontraré nunca más en este momento. Ni siquiera si tengo otros hijos.

Me encanta ser mamá primeriza, me encanta, en serio. Es genial no saber lo que va a venir, es genial vivir todo con tanta ligereza, es genial descubrir lo que es capaz de hacerte sentir un bebé, la potencia de la maternidad, el poder y la capacidad que te dá para llegar a todo y más, porqué por tu bebé te conviertes en una persona imparable. Ahora más que nunca.

Ser primeriza es impresionante, y te das cuenta poco a poco. Hay tantas primeras veces… no solo de tu bebé… sino también tuyas.  Hay muchas risas, muchos momentos cómicos. Por suerte en mi caso no han habido llantos, me lo tomo todo con mucha calma. Me conozco bién, sé lo que tolero y lo que no, y sé lo que es realmente importante para mí. Sé a que prioridad dar una sonrisa y cual se merece una lágrima. He crecido, he visto como ha pasado el tiempo, me he dado cuenta de los años que ya no tengo en mi mano, ayer fueron 28; no pienso malgastar el que me queda.

Así que sí, soy una mamá obsesionada con tener la tele apagada, móviles fuera de la vista el mayor tiempo posible y a disfrutar de la compañía en familia. No hay día que no saque a mi peque fuera de casa mañana y tarde. Paso horas disfrutando solo con el verla jugar, sonreír y descubrir. Guiándola a cada paso, dándole la mano cuando me necesita. Ayudar a crecer a tu hijo creo que es el regalo más grande que puedes recibir. Esto  es vida.

Y para mí lo más difícil de ser mamá es saber que todo esto acabará, evolucionará… me pasa desde que Mimi era un bebé. Me pasaba horas mirándola y pensando “no crezcas por favor”. Pero también sé que la naturaleza es sabia y te ayuda a no quedarte anclada en el pasado. Por desgracia muchas de las sensaciones que amaba de cuando ella era bebé han desaparecido, quedan solamente los recuerdos. Pero no sé si mi corazoncito podría aguantar el que yo realmente recordase todo tal y como era. Demasiado bonito para no poder revivirlo.

Y como esos momentos, sé que el tiempo borrará mi presente, lo cambiará. Y me cuesta mucho renunciar a ello. Soy una enamorada de la vida, de los momentos mágicos y del hacer especiales todas las ocasiones posibles. Vivo con mucha ilusión, soy muy niña dentro. Aún me enfado si me prometen que vamos a ir a un sitio y luego me cambian el plan (pero sin pataletas :P). Mi niña interior está presente y ama con locura ser mamá, inexperta, aventurera, vividora.

SER MAMA

Anuncios

2 comentarios

  1. Crecen muy rapido y hay que disfrutar cada momento. Para mi la maternidad es cada vez mejor asi que aunque por una parte no quiero que crezca por otra lo disfruto a tope ver los cambios, poder hablar y conversar, reirnos… Cada etapa tiene lo suyo lo bonito es descubrirlo, asi lo veo yo. Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

    • Yo tengo la misma sensación, cada vez mola más! 😍 se descubre su personalidad e interaccionan aún más! Pero no voy a negar que algunos detallitos que ya no hace los hecho de menos en algún momento 🙈

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s