La pareja después del bebé

Este es un tema que no me asustaba para nada antes de tener a Mimi. De hecho a los ojos de los demás éramos una súperpareja, de esas que ves y dices “waw, mira lo bien que están”. Lo digo en este modo para no idealizar demasiado, todas las parejas por bien que estén siguen siendo parejas, personas separadas que se dan la mano para recorrer un sendero juntos, así que nunca hay que dar nada por descontado, cada día la historia se resetea.

Es más! Cada día nos elejimos! Lo de vivir en el pecado lo encuentro hasta más romántico que lo de vivir casados. Cuando te casas te das un SÍ que valdrá toda la vida. Cuando vives en el pecado el SÍ te lo piensas cada noche, cuando le miras y decides que mañana querrás levantarte de nuevo junto a él. No me mal interpretéis las casadas, yo también sueño con pasar por el aro algún día, solo quería dejar claro que para mí el matrimonio cobra un significado diferente, porqué yo elijo en cada momento con quien quiero vivir mi tiempo, y por ahora llevo 8 años eligiéndolo a él… osea 2920 días, toma ya! Eso sí que es romanticismo!

De todos modos confirmo lo dicho. Éramos una pareja muy simple, estábamos muy a gusto juntos, casi no discutíamos, sinceramente todo era básicamente fácil. Después llegó el bebé, y con su llegada el mundo entero se volcó sobre él: abus, familia amigos, y nosotros. OVVIAMENTE! Yo me enamoré de Mimi, poco a poco, cada día más. Y Tato?

Creía  que habría sentido un gran revuelto en la pareja, pero a parte de algunos puntos de vista diferentes no hemos tenido grandes problemas. De hecho considero que estamos la mar de bien, sinceramente por Mimi no discutimos un gran que (con otro tipo de chico creo que podrían volar platos), pero nos complementamos estupendamente.Ahora que la peque tiene 1 año y medio veo donde está el peligro real para la pareja después de la llegada del hijo. Es decir, dejar de lado la relación de pareja por la de papa y mamá.

Al fin y al cabo, yo como madre, dirijo absolutamente toda mi atención hacia mi hija mientras está despierta, y le reservo también un poco mientras duerme. Por lo tanto no me relajo nunca al 100% como lo hacía antes y como consecuencia Tato se queda un poco ahí, en segundo plano, porqué sin querer mantengo siempre online una antenilla hacia Mimi. De hecho, a veces él me abraza con todo el cariño del mundo y mi cerebro está solo pensando en acabar las tareas de casa para echarme en el sofá a vaguear de alguna manera posiblemente.

Consigo volver a mí misma cuando la dejo a los abus, pero entonces me siento rara, vacía, me falta algo. Es raro. Supongo que forma parte del proceso de la maternidad. Como todo, es cuestión de tiempo. Se tienen pocos momentos libres, y ya le dedicas todo tu cuerpo y mente a la niña como para tener ganas de compartir el poco que tienes para ti mismo. Y ahí, en ese punto, creo que reside el gran peligro de perderse como pareja, dar por hecho que él siempre va a estar ahí. Sobretodo cuando los dos estamos espatarrados en el sofá sin siquiera las ganas de dirigirnos una mirada, porqué tenemos una horita para nosotros y no hay ganas ni siquiera de hablarnos.

Si estáis buscando una solución aquí no la vais a encontrar. Os dejo una experiencia más para sentiros acompañadas. No creo que sea algo malo, simplemente es el curso natural de las cosas, las novedades tienen que asentarse, y cada pareja necesita su tiempo. Lo más importante es ser consciente de donde nos encontramos y como vamos a manejar poco a poco la situación para crear la familia que  siempre hemos soñado. Y una familia no parte de los niños, sino de mamà y papà. Si cuidamos los dos pilares lograremos construir rascacielos.

Ahora bien este post no tendría sentido sin alguna idea sobre como revivir la pareja después de tener un hijo. Pues creo que las chorradas son la mejor medicina, hacer alguna cosa diferente… os dejo alguna tontería que quizás dé ese toque especial a un día común de vuestra rutina:

  • Proponed apagar la tecnología de casa. Dejad una luz encendida y haceos masajes diferentes donde nadie os los ha hecho nunca… los tobillos, el cuello, el costado… lo que os venga a la cabeza, basta que sea diferente.
  • Esta es una estupidez como la copa de un pino pero yo lo he hecho con algunas personas y al final acabas charlando y riendo durante horas –> Contestad a las Las 100 mejores preguntas para conocer a alguien. Las más insignificantes tipo la 12, 24, 44, o 54 son las que más me gustan, dicen mucho del interior de uno mismo sin ser demasiado filosóficas. Ya me contaréis 😉
  • Adivinar la canción. Lo hacía mucho al principo de estar con él en el coche. Uno elejía una canción del ipod y la dejaba sonar 2 o 3 segundos… y el otro la tenía que adivinar. xD así de simplones somos nosotros dos, pero también así de felices con NUESTRAS tonterías, que es lo que cuenta al final no?  Buscad cuales son las vuestras 😉
  • Cuando estáis por casa dejaos llevar por juegos chorras que sean vuestros… hay quien se pega mordiscos sorpresa por casa, otros se tiran cojines, otros se dan un lametón, vete a saber, cada uno el suyo.
  • Sexo, funciona lo dicen todos, y es verdad… nada mejor para acercarse uno al otro. Pero con ganas y cariño, nunca por obligación 😉

Y si no os ha inspirado nada de esto simplemente pensad un modo para dedicaros algunos minutos a vosotros dos juntos, sin ninguna otra distracción. Se trata de acordaros de como erais antes del bebé e integraros al nuevo “nosotros” con el suplemento baby :p Vosotros estaréis mejor y vuestro peque notará vuestra alegría 🙂

pareja despues del bebe
Y recordad que con Amor y Pasión todo es posible ^^

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s