Mi hija es parte de mí

Exacto, como lo leéis. Que me digan que es una persona a parte, que no tengo que ponerle el posesivo “mía” delante, etc. a mí estas cosas no me entran ni en los sesos ni en el corazón. Y es que mi hija es MÍA y SOLAMENTE MÍA, ni siquiera del papá, mi hija es solo de la mamá. Yo lo siento así.

Sé que el amor se puede sentir de muchas maneras diferentes, de hecho escribiendo este post no estoy diciendo que papá no la quiera, o que mi amor por ella supere el de todos los demás, no no. No os equivoquéis. Estoy hablando de un sentimiento diferente, de algo que no he visto escrito en ninguna parte, de una sensación que  absolutamente nadie me había contando antes de ser madre.

Mimi (mi bebé) la siento parte de mi cuerpo. Sí, camina despegada de mí diréis, como la mano de la familia monster, pero es mía, mi cuerpo. Y es que sincermente no creo que nadie me pueda pedir que no la sienta como tal, porqué sería negar la realidad. Mi hija, antes de convertirse en un ser indipendiente y pululante era yo, uno de mis órganos (por así decirlo, pido  perdón a los biólogos xD).

Un día me desperté y una rallita en un test me dijo que algo se cocía dentro de mí, que MI cuerpo la estaba liando gorda. Y poco a poco se fue adaptando a su nueva forma de funcionar, de ser, a sus nuevas células. Hasta que un día PUM! Se me despegó todo… se me salió la niña que tenía dentro de MI barriga, la placenta (que por cierto, sí que es un órgano – que fuerte que perdamos un órgano xD) y otras cosas varias que salieron ese día.

Y ahora que me digan cual es la diferencia entre que te saquen una muela, que es tuya, de tu cuerpo, por lo tanto “mi muela” y que te saquen un bebé, que es tuyo, de tu cuerpo… por lo tanto es “mi bebé” no? Y no va a dejar de serlo que yo quiera o no, que viva lejos o no… que me odie o me quiera será por siempre MÍA!

Os dejo además una  curiosidad en la qué quizás no habíais caido y que confirma mi tesis aún con más fuerza: Cuando muerdo o chupeteo bromeando un dedito a Mimi sabéis lo que siento? Nada. Es muy fuerte, nada. Un día me lo plantee… no sé porqué pensé que algo iba mal… pero es que no sentía nada de nada… tenía más sensaciones con los 5 sentidos cuando le mordisqueaba el dedo a Tato (osea al papi) que a ella. Y entonces me di cuenta…

Mi cuerpo siente el de Mimi como proprio. De hecho morderle un dedo a ella es como morderlo a mí.  Para que lo entendáis: es como hacerse cosquillas a uno mismo, que no te dà la risa ni que te lo curres. Yo no sé si la ciencia ya ha estudiado esta sensación o no, algún día me informaré, pero es real y yo lo siento así, supongo que no seré la única, ya que soy una humana como muchas otras.

¿Alguien más como yo?

mi hija es mia

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s