La tortura de meter un bebé en el coche!

Hablemos de un tema que NADIE TE CUENTA! Al menos a mí nadie me lo dijo y es una tortura casi cotidiana ya sea para mí que para mi hija… EL MALDITO COCHE!

Cuando vas a ser mamá te cuentan mil pros y contras pero nadie te explica que ya no podrás desplazarte sin sentirte una mala madre y torturar a tu hija mientras intentas hacer saltos mortales, inútilmente, para que se calme y poder llegar al ambulatorio. Y es que nadie se plantea mínimamente que el bebé pueda odiar el ir en coche, de hecho los niños se duermen o se relajan (yaaaaaaaaaaaaa, espera que me río! jajajaja ¿que se duermen? quien CXXXXXXX lo dijo?) Pues gente, el coche fue y es aún el martirio de mi vida.

RECIÉN NACIDO EN EL COCHE

Cuando Mimi nació creo que su regalo fue un cupón de 4 o 5 viajes en coche relajados, que básicamente me sirvieron para ir del hospital a casa y para la revisión de los puntos a urgencias un par de veces. Después el demonio anti-coche entró en ella y se acabó el final feliz.

bebe en el coche

Llorábamos, ella y yo. De hecho aguantaba en el coche unos 5 minutos bien, más un tiempo suplementario de unos 3 minutos más quejándose (según el día), que a continuación se convertían en lloros histéricos. Llegaba a ponerse roja y quedarse sin respirar. Lógicamente no podía mínimamente verla de estas maneras, sabía que yo tenía la solución a su malestar (ósea la teta o cogerla en brazos) y me mataba ponerla en esa situación por mi capricho de querer ir a un sitio o al otro. Sentía que me centraba en mis necesidades, no en las suyas.

Nuevamente mucha gente me llamaba exagerada… pero no podía evitar que mi mente pensase que ese pequeño ser acababa de salir de una barriga donde vivía con el “todo incluido” para después aterrizar en un mundo que no podía entender, lleno de sensaciones nuevas y para las cuales yo era su único punto de estabilidad. Y sé que el coche no es el fin del mundo, es un ratito pero esto un bebé no lo sabe.

Un bebé siente y basta. Creo desde el profundo de mi ser que un bebé debería poder crearse una experiencia positiva de este mundo, nada más llegar, porqué todo lo que registrará se le quedará grabado para toda la vida e influenciará la percepción de todas sus experiencias. No soy la única que tiene ésta opinión, la misma ciencia hace tiempo que apunta con el dedo hacia el hecho de que los niños de cero a tres años registran las vivencias a través de las sensaciones y emociones más que de una manera racional.

Sinceramente creo que todo tiene su momento, los bebés pasan por fases, crecen, llegan a adaptarse y a entender el mundo que los rodea, pero no por la fuerza, no creo que sea el modo. Un bebé no está diseñado para estar atado a un coche durante minutos o horas.

Simplemente no está bien. Hay bebés que no sufren, pues mejor que mejor, pero si no es el caso por que forzarlos? Por que tengo ganas de irme de compras? Vale la pena hacerle sufrir durante 20 minutos? Desde mi punto de vista absolutamente no.  Y que cada una haga lo que crea justo con su bebé, yo nunca me arrepentiré de haber sido “una exagerada”. Yo decidí crearla, traerla a este mundo y seré una hippy por lo que a maternidad se refiere, pero amo la psicología positiva, la crianza respetuosa y prácticamente dar la mano a mi hija en su crecimiento, en vez de dirigirla con la batuta.

Y os preguntaréis como acabó la historia del coche. Pues al final cada 7/10 minutos nos parábamos, le daba el pecho, paseábamos o intentaba dormirla. Un día acabé llorando porqué estábamos en un sitio donde no podíamos parar y se puso roja, sin respirar, desesperada… yo lo veía simplemente como puro sufrimiento. Estábamos en el autopista y  no podíamos parar. Lo pasé realmente mal.

Tengo que deciros que hemos llegado a ese extremo solamente 2 veces. De hecho para ir a ver a mis suegros que están a media hora de casa podíamos tardar 1 hora y media o 2 en llegar, y eso teniendo en cuenta que era aún la fase en qué se dormía y podía apoyarla en la sillita del coche, más adelante la cosa degeneró. Exacto, cuando crees que la cosa no puede ir a peor… empeora 😀

Así que no fuimos más a casa de mis suegros, venían ellos a la nuestra, y el coche se cogía sólo cuando era imprescindible. Además, tened en cuenta que vivo en un pueblo, pero crecí en Barcelona… sacad vosotros mismos las conclusiones. Cuando tenía 5 meses nos fuimos de vacaciones a Ibiza no vimos nada, sólo la capital, y porque la teníamos a 15 minutos en coche desde el hotel.

bebe en el coche
Dicen que al mal tiempo buena cara no? Y qué íbamos a hacer si no quería el coche durante las vacaciones? Flagelarnos? 😉 Yo me pasé los días haciendo fotos al bebé más mono de Ibiza, gozando de las primeras vacaciones en familia. Madre mía como se me caía la baba!

¿MEJORAS A LOS 6 MESES?

Por suerte los bebés crecen, después de los 6 meses aguantaba bien 10 minutos y te daba 10 extras de quejas. Lo bueno es que podías distraerla con algún muñequito. De hecho todo estaba calculado, hasta el orden de los muñecos… el Buhito musical era el que más le atraía así que lo dejaba para el final. Cuando estaba a punto de cantar la última canción ya buscábamos un sitio donde parar.

Parecía que la cosa mejoraba, pero apareció una nueva variable. EL SUEÑO! Mimi decidió que ya no le gustaba dormir solita de día, así que tenía que dormir en brazos, por lo tanto a la que la apoyaba en la sillita del coche se despertaba y vuelta a empezar con la teta y el percal que suponía dormirla. Además era una época en qué empezaban a molestarle los ruidos, por lo tanto en la carretera se despertaba y lloraba hasta en mis brazos. Conclusión: salíamos de casa cuando se acababa de despertar para que estuviese fresca como una rosa.

Y ENCIMA AGUANTA LO QUE TE DICE LA GENTE

Quizás no habéis deducido uno de los puntos clave del “problema – coche”, y es que ya no podíamos salir de noche. Con un bebé imposible de apoyar e hipersensible a los ruidos, tener que coger el coche para ir arriba y abajo de noche era prohibitivo. Así que aún ahora que tiene 16 meses no salimos después de las 20.00, peor que los yayos.

Y sí lo hecho un poco de menos, pero soy consciente de que es una cuestión de tiempo poder volver a salir, y ahora mi gran prioridad es Mimi. Lo que más me molesta son los comentarios de la gente… pero digo yo ¿Qué les importará a los demás que me quede en casa con mi hija? ¿Les molesta tanto? ¿Tanto me necesitan?

Es más, me pregunto porqué mis amigas ni siquiera se han intentado soltarme algo en plan “el bebé se tiene que acostumbrar” y otras personas que no vienen a cuento tocan las santas narices diciéndote qué es mejor para ti y tu hija o simplemente te echan una de esas miradas transparentes acompañadas del silencio que dan virtud al dicho “una imagen vale más que mil palabras”.

Frases que te sueltan tan tranquilos:

  • No puedes anular tu vida y girar entorno al bebé.
  • Déjala llorar un poco en el coche y ya verás como entiende que tiene que quedarse ahí.
  • Tienes que dejarla a los abuelos, llorará un poco pero se tiene que acostumbrar.
  • Está demasiado pegada a ti, ¿Cómo lo haríamos si te pasara algo y no estuvieses? – esta es una de las mejores… les soltaría tal parrafon que me quedo callada… a quien se le ocurre soltar estas cosas? soy su madre, obvio que si me sucediera cualquier cosa sufriría, y obvio también que se acostumbraría, porqué los bebés se adaptan super rápidos a todo. Pero no por ello voy a impartirle pequeñas lecciones de sufrimiento “por si las moscas, así te acostumbras a llorar al tun tun aunque no lo entiendas; hija mía”. Lo que hay que aguantar…

 

MI SITUACIÓN ACTUAL – MIMI CON 16 MESES

A 9 meses ocurrió un milagro! Se durmió en el coche! Le puse de fondo las canciones de youtube y se durmió. Casi lloro de la emoción! No lo repitió durante alguna semana, pero ahora que tiene 16 meses tenemos la certeza que si calculamos a qué hora le toca la siesta podemos llegar a viajar hasta 1 hora y media con ella.

Cuando está despierta puede aguantar decentemente media hora, más unos 15 minutos quejándose y con alguna canción de youtube. El único momento en el qué ve una pantalla. En casa tenemos la televisión prohibida cuando ella está despierta (excepto durante la cena de los viernes), pero en el coche me rendí… tenía que conseguir llegar a aeropuertos lejanos y el único modo era atontándola 10 minutos con youtube.

Os puedo asegurar que es mi última opción, y antes de eso me paso 40 minutos currándome la animación para una niña que odia por encima de todo estar atada (no le gusta ni siquiera el cochecito). Nuestra gran fortuna es que ama los libros, así que ya me véis a mi cada vez que cogemos el coche con un mochilón lleno de libros (a veces he llegado a llevarme unos 12 para viajes largos).

En el presente el tiempo de transporte posible con mi hija es de 50 minutos xD. Ya os actualizaré la información más adelante. Pero parece que la cosa va mejorando visto que hemos quintuplicado el tiempo de viaje – sin paradas respecto a un año y medio atrás. Las noches siguen siendo prohibitivas, no sé porque pero de día conseguimos que se duerma en el coche, de noche lo hemos probado varias veces pero llora y llora y llora… por lo tanto seguimos como monjes de clausura 😛

bebe coche
Aquí os dejo el milagro de los 9 meses en qué Mimi decidió quedarse dormida en el coche por primera vez!

 

 

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s